Lululemon registra un crecimiento de su cifra de ventas del 13% en 2017

El contexto es atípico. Unas semanas después de haberse despedido de su director general en un ambiente todo menos agradable, Lululemon ha presentado sus resultados anuales, especialmente positivos. El grupo canadiense, especializado en las prendas de yoga y fitness y al frente de la tendencia athleisure, ha registrado una progresión de su cifra de ventas del 13 % (+12 % a tasa de cambio constante) en su ejercicio cerrado en enero, en comparación con el año anterior, hasta los 2600 millones de dólares (2100 millones de euros)


Lululemon pone la vista en el internacional - Instagram: @lululemon

La compañía, que en 2017 llevó a cabo la reestructuración de su segunda firma, Iviwa, ha registrado un crecimiento de las ventas del 7% a perímetro comparable. Las ventas en tiendas físicas han aumentado un 1%, mientras que las ventas directas lo han hecho un 27%. Esto se debe, en particular, a al alza de su último trimestre, en el que registró un aumento del 42% de las ventas online.

Lululemon ha puesto también en marcha 24 pop-up stores que, según ha indicado la dirección, han atraído a nuevos clientes. Cerca de un 20% de los clientes de este año no conocían la marca, según las estadísticas del grupo.

La exportación ha sido otra de las áreas en la que Lululemon ha acelerado en el último año. En el último trimestre, la marca ha aumentado sus ventas en Asia un 52%, con un crecimiento de su ecommerce a tres cifras. Lululemon ha cerrado su último ejercicio con 23 tiendas a nivel local y con los mejores ratios del grupo en estos territorios, según indica la marca. En Europa, donde Lululemon abrió dos tiendas el año pasado, el crecimiento es algo más modesto con un alza de las ventas del 42%. Su resultado operacional global ha crecido un 8% hasta los 456 millones de dólares.

Con este resultado, el grupo ha anunciado que llevará a cabo una treintena de aperturas a nivel internacional. “Tenemos previsto abrir entre 15 y 20 nuevos puntos de venta en Asia”, ha explicado Celeste Burgoyne, vicepresidente a cargo del retail, en una reunión con analistas financieros. “En 2018 prevemos 10 aperturas en Europa: en Reino Unido, Alemania y Francia, cuatro de las que serán en el primer trimestre. Estamos motivados con la tendencia europea y seguimos viéndolo como una oportunidad mayor, aunque sigan yendo con calma en Asia”.

El grupo ha afirmado su ambición por alcanzar una cifra de ventas de 4000 millones de dólares en 2020, en la que la cifra de ventas a nivel internacional supondría como mínimo el 25%. Los otros dos pilares serán su oferta masculina, con la que esperan alcanzar los 1000 millones; y el ecommerce, que representaría un cuarto del total de las ventas.

Para 2018, el grupo de Vancouver tratará de encontrar un nuevo director general y se ha fijado el objetivo de alcanzar una cifra de ventas que se sitúe entre los 2900 y 3000 millones de dólares.



 

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDeporteBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER